twitterfacebookgoogleyoutube
Sitio de la empresa
El sitio completo de Paax Sound. Clic aquí

Diario de un J-Rocker

Diario de un J-Rocker

 

¡Hola a todos! ¿Cómo les va de aquel lado de sus pantallas? Espero que anden de maravilla. Ya llegó octubre, un mes que a muchos les gusta por Halloween. Yo no sé si me gusta, pero si sale alguna fiesta, me daré una vuelta. Estaría bien, ¿no?

 

Bueno, ya estamos a muy poco de cumplir un año con el blog, y a un tantito más de terminar el 2013.

 

Les traigo una entrada que les debía desde la semana pasada, ya que, en lugar de mi tan acostumbrada sección del, “Diario de un j-rocker”, les hablé un poco de la nueva película de Dragon Ball Z, y pues, Dragon Ball es Dragon Ball.

 

En los capítulos anteriores, les hablé de cómo empecé, qué fue lo primero que escuché, mis primeras bandas y todo eso. Hoy les vengo a platicar cómo se juntaron dos pasiones y empezó a gestarse algo que hoy en día sigo haciendo.

 

Capítulo IV

 

Esto fue muchos años atrás, creo que fue cuando yo tenía 15 años. A esa edad, más o menos, empecé a tocar el bajo de una manera muy amateur, pero ya  empezaba con eso. Asistía a la escuela de la madre de un amigo mío. Antes de eso, a los 12 años empecé a tocar la batería, no recuerdo cuánto tiempo estuve tocado. Me gustaba bastante, pero creo que me faltaba algo. No sé si por el método o por mi poca madurez, pero mi paso por la batería llegó a su fin. Aunque es curioso: creo que hoy soy mejor baterista que en aquellos años. Aún a veces tengo la espinita de querer volver a tocar la batería, creo que es por eso que siempre le estoy pidiendo tips o clases a mis amigos bateristas.

 

Después de tocar la batería, estuve un tiempo como vagando en el limbo. Ya me había enamorado de la música, aunque no era algo que  yo estaba considerando estudiar, Ya se había convertido en algo importante para mí. Creo que en esos años yo quería ser abogado, sí abogado (suspiro).

 

Por algún juego del destino, terminé tocando el bajo. A diferencia de la gran mayoría de los bajistas, yo sí quería tocar el bajo (la leyenda cuenta que los bajistas son guitarristas frustrados). En mi caso, me gustaba aquel “tololoche” de 4 cuerdas.

 

 

Con mi nuevo instrumento, empecé a aprender canciones sencillas, como de los Hombres G, The Cranberries, Nirvana, Enanitos Verdes, etc. Con el paso del tiempo, mi repertorio empezó a abrirse; conocí bandas de rock como Metallica, Kiss, The Ventures, grupos de música disco y, en especial, a alguien del que me gusta bastante tocar sus canciones, Joe Satriani. Mi primer primer bajista favorito fue Stuart Hamm y me llevó a querer tocar su tan “célebre” solo de bajo del concierto de San Francisco. Me tardé un rato, pero lo logré.

 

http://youtu.be/j6LrVQwtcpI

 

A la par de que todo lo que estaba pasando, también estaba ocurriendo todo lo que les platique en los últimos dos capítulos del diario. Regresé a las convenciones de comics; conocí nuevos géneros de música, nuevas bandas, pasé primero por los openings de anime a las canciones de rock, que más tarde descubriría lo que se le denominaba, J-Rock.

 

También empecé a sacar canciones en el bajo. Creo que las primeras que me aprendí fueron “1/3 junjou na kanjou” de Siam Shade, “Illness Illusion” de Gackt, y seguramente alguna de los caballeros del zodiaco y de Dragon Ball.

 

También empecé a conocer más canciones de la que fue mi primer banda favorita de j-rock: “L’Arc-en-Ciel”. Me aprendí canciones como, “As If In A Dream” (la primera de todas) y “Blurry Eyes”. Estaba fascinando por la forma de tocar de su bajista, Tetsu. Me tenía embobado porque hacía cosas que otros bajistas que yo conociera, no. Yo quería imitarlo.

 

http://youtu.be/P079IfLdXEU

 

Fue aquí donde surgió, por primera vez, la idea de hacer una banda que tocara canciones de esta índole. Aprender canciones de anime y tocarlas sólo por gusto y, después de eso, disfrutar de ellos.

 

¿Pero quiénes querían tocar esto? Conocía chavos que tocaban, pero a ninguno le gustaba eso- ¿De dónde iba a sacara, a mis 15 años, gente que quisiera tocar canciones de anime? La constante en la historia.

 

Pero lo que viene se los cuento en el próximo capítulo. Créanme, es la parte más divertida de la historia.

 

Esto es todo por el momento. Déjame tus comentarios aquí o en mis páginas de redes sociales; Twitter: @Alejandro_Najar y/o Facebook: /alejandro.najar.3.

 

Yo soy Nájar. Nos leemos con más el sábado. Hoy me quiero despedir de todos ustedes con un:

 

“Síganse divirtiendo”

Written by Alejandro Najar

Músico, poeta y loco, originario del Distrito Federal. En una definición más formal, es bajista, compositor, productor, ingeniero en audio y lo que se vaya acumulando.

Leave a Reply

%d bloggers like this: