twitterfacebookgoogleyoutube
Sitio de la empresa
El sitio completo de Paax Sound. Clic aquí

Hábitos que te vuelven poco eficiente.

Hábitos que te vuelven poco eficiente.

Cuando somos dueños de nuestro propio negocio o nos encontramos en el mundo freelancero, es muy sencillo caer en los malos hábitos, en especial si parecen inofensivos. Sin embargo, algunos de ellos pueden tener consecuencias a largo plazo que nos gustaría evitar.

Mantener los objetivos y las metas claros es imprescindible para lograrlo. A continuación algunos hábitos que pueden perjudicar tu productividad.

 

Abuso de las redes sociales.

Según un estudio de GlobalWebIndex, cada año pasamos, en promedio, un mes completo conectados a las diferentes plataformas digitales.

Es verdad que la vida ha cambiado drásticamente desde que las redes sociales aparecieron en nuestras vidas. Incluso, como emprendedor, puede ser importante estar conectado, pues muchos clientes se acercan a las empresas a través de estos medios, pero, siendo sinceros, qué tanto tiempo le dedicamos a los perfiles de la empresa y cuánto a los personales… ¡Exacto! Ponerle un límite al uso personal de redes sociales puede potenciar la productividad.

 

No tener un orden.

Iniciar un proyecto, comprar equipo nuevo, crear archivos, agendar citas, etc. Todas son tareas que requieren orden y organización. ¿Cuántas veces no ha ocurrido (en el lugar propio o el de algún conocido) que se pierden archivos o que no encuentras la versión “final final” o que no tienes claros tus pendientes o que incluso se te pasa alguna cuenta por pagar/cobrar?

Para apoyarte, puedes utilizar un calendario, ya sea en línea (como Google Calendar) o físico, en el que te puedas apoyar visualmente. En cuanto a tus proyectos, organízalos de manera que puedas encontrarlos y diferenciarlos —de otras versiones—, utiliza algún código de color, crea carpetas de clientes… lo que sea que te ayude a saber dónde se encuentra cada uno.

 

Procrastinar.

“Haré mañana lo que puedo hacer hoy… pero no es urgente.” Nadie, nunca.

Entonces, ¿por qué lo hacemos? Como parte de la organización, es necesario establecer prioridades y atender aquéllas que  necesitan resolverse con urgencia, pero no quiere decir que debemos esperar a este punto para hacerlo.

 

Multitasking.

Cada vez se ve más en las solicitudes de empleo personas que puedan hacer de todo: diseño gráfico, comunity management, edición de audio, edición de video, fotografía, habilidades administrativas, saberse los lugares más cercanos de comida (rápida, sana, a domicilio)… Sin embargo, el multitaskin es poco efectivo, pues en lugar de saber hacer bien las cosas importantes, conseguimos hacer muchas, pero de maner que puede dejar mucho qué desear.

Para resolverlo, necesitamos aprender a relevar responsabilidades y confiar en nuestro equipo de trabajo. Hay que aprender cuándo es necesario apoyarse en alguien más para lograr el éxito que deseamos.

Written by Paax Sound

Leave a Reply

%d bloggers like this: