twitterfacebookgoogleyoutube
Sitio de la empresa
El sitio completo de Paax Sound. Clic aquí

La experiencia de adoptar una mascota

La experiencia de adoptar una mascota

Vas caminando por la calle con toda la calma del mundo y, de la nada, ves a un perrito asustado, su colita enrollada y temblando… O a un gatito que llama por algo de comida. Volteas a ver a todos lados, como esperando que alguien lo busque desesperadamente, pero no ves a alguien así. Acto seguido, se te hace el corazón de pollo y quieres adoptarlo, pero no es tan sencillo. Adoptar una mascota representa una gran responsabilidad. ¿Estás listo realmente para ello?

 

Espacio

Cada animal es diferente y, por ello, cada uno requiere un lugar diferente para sentirse cómodo. No querrás tener un San Bernardo en un departamento pequeño, por ejemplo. Debes considerar, además, si el lugar en el que vives te permitirán tener una mascota; si estás dispuesto a educarlo y sacrificar, tal vez, un par de tus bienes (muebles, zapatos, calcetines, peluches, comidas, etc); si tendrás disponible un sitio para que pueda ir al baño… En fin. El espacio es importante y, sin duda alguna, deberás adaptarlo para tu nuevo roomie.

 

Higiene y salud

Si vas a adoptar una mascota que encontraste en el calle, será necesario que lo lleves al veterinario para desparasitarlo, esterilizarlo, vacunarlo, bañarlo, quitarle las pulgas y que te digan si no tiene alguna enfermedad. Lo mejor es que lo lleves a algún centro de adopciones, donde seguro hacen todo esto muy seguido.

Dinero

Todo lo anterior, además de la comida y los accesorios (casa, cama, platos, collar, cadena y todo lo que quieras agregar a la lista como, juguetes y ropa) tiene un precio. ¿Realmente tienes la solvencia económica para lograrlo mes con mes?

Tiempo

El tiempo es clave para tomar esta decisión. Tu nuevo compañero va a necesitar que lo bañes, lo eduques, juegues con él, lo lleves a pasear, limpies su espacio y todo lo que se te pueda ocurrir. Si eres una persona ocupada, con muchas cosas en tu agenda y no cuentas con alguien que te ayude a las tareas, es mejor que reconsideres la opción.

Si estás seguro de que puedes con todo ello, ese animalito se convertirá en tu mejor amigo. La experiencia de ver a uno cambiar desde que estaba flaquito y con miedo a ser uno con ganas de jugar y de abrazarte, te hará sumamente feliz. Te sentirás increíble, pues le estás dando una segunda oportunidad a un ser vivo, además de no apoyar a las tiendas que venden animales. Estará ahí cuando lo necesites, se preocupará por ti y no dejará de demostrártelo un solo día.

Written by Paax Sound

Leave a Reply

%d bloggers like this: