twitterfacebookgoogleyoutube
Sitio de la empresa
El sitio completo de Paax Sound. Clic aquí

Llevarán Un Réquiem alemán de Johannes Brahms al Palacio de Bellas Artes

Llevarán Un Réquiem alemán de Johannes Brahms al Palacio de Bellas Artes

Bajo la dirección del serbio Srba Dinic, la Orquesta y el Coro del Teatro de Bellas Artes presentarán en concierto operístico una de las obras más fastuosas del compositor alemán Johannes Brahms: Un Réquiem alemán Op. 45 / Ein deutsches Requiem, calificada en algún tiempo como “el réquiem ateo”.

En este magno concierto operístico tomarán parte, además de Dinic como director concertador, el maestro John Daly Goodwin como director huésped del Coro del Teatro de Bellas Artes, así como la soprano Gabriela Herrera y el barítono austriaco Paul Armin Edelmann, en un evento organizado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Se trata de una composición que Johannes Brahms (1833 – 1897) escribió para soprano, barítono, coro y orquesta, y que es considerada por los especialistas como “una meditación sobre la vida y la muerte a partir de textos bíblicos, donde la sensibilidad está muy próxima a la misericordia, la compasión y el optimismo”.

Brahms la tituló Ein deutsches Requiem, más precisamente Eeine art deutsches Requiem (Una especie de réquiem alemán) con la intención de perfilarla como una obra de índole exclusivamente musical y no tanto dedicada a la celebración litúrgica.

No obstante, la palabra Réquiem es precisamente la palabra con la que inicia el Introitus de la misa de difuntos de la Iglesia Católica y ha dado origen a numerosas obras de carácter músico-religioso escritas por Mozart, Verdi, Berlioz, Liszt, Dvorák y Fauré, entre muchos otros compositores de diferentes épocas.

Se supone que el fallecimiento en el verano de 1856 de su amigo Robert Schumann y la muerte de su propia madre en febrero de 1865 inspiraron a Brahms a componer su réquiem.

Los primeros compases de la obra los escribió en 1856 y su conclusión se prolongó hasta poco antes de su estreno parcial en la Catedral de Bremen el Viernes Santo del 10 de abril de 1868, y de forma completa en 1869 en la Gewandhaus de Leipzig.

Los textos de Un Réquiem alemán los seleccionó el propio compositor a partir de las traducciones luteranas del Antiguo y Nuevo Testamento. No obstante, algunos especialistas lo han calificado como “el réquiem ateo”, debido al “escaso número de veces que se menciona a Dios, al menos, directamente”.

Otros críticos consideran que pocas obras en la historia de la música clásica aparecen tan impregnadas de espiritualidad, no sólo en lo que al texto atañe, sino también en lo que a la propia música concierne.

La obra sinfónico-coral está dividida en siete movimientos y se interpretarán así: Benditos los que guardan luto (Coro), Mirad que toda la carne es hierba / Los redimidos del señor volverán (Coro), Señor, hazme saber / Las almas de los justos reposan en la mano de Dios (barítono y Coro).

Cuán adorable es tu casa (Coro), Y ahora estáis llenos de pena (soprano y Coro), Aquí en la tierra no tenemos lugar de permanencia / Mirad, que os revelo un misterio / Señor, eres digno de alabanza (barítono y Coro) y Benditos los difuntos que de ahora en adelante mueren en el Señor (Coro).

Para esta ocasión, participa el director concertador Srba Dinic, originario de Nis (Serbia), quien es especialista en piano, música de cámara y dirección por la Academia de Música de Belgrado. En 2001 fue contratado por el maestro Miguel Gómez Martínez como director de orquesta de la Casa de la Ópera de Berna.

En 2004 se convirtió en director titular y de 2007 a 2013 ocupó la posición equivalente de director musical de la Ópera de Berna. Su repertorio operístico incluye más de 60 títulos, desde Mozart a Stravinsky.

Posteriormente, realizó una serie de conciertos con Agnes Baltsa en Suiza e Italia y una gira por Asia con Salvatore Licitra. Entre 2009 y 2011 dirigió Los puritanos y Tosca en el Festival de Savonlinna, Finlandia.

Ha colaborado con orquestas como la Sinfónica de Berna y la de Basilea; Orquesta de Valencia, de Verona, del Teatro Massimo de Palermo, de Cuerdas St. George, Estatal de Stuttgart, Estatal de Brunswick, Filarmónicas de Württemberg, y de Essen; Sinfónicas de Múnich, de Belgrado, de Nuremberg, de la Radio Húngara, de Taipei, de Shanghái, Filarmónica de la Ciudad de México, Filarmónica de la UNAM y Orquesta de Minería, entre otras.

Su debut en el Palacio de Bellas Artes fue con la Celebración a Giuseppe Verdi en marzo de 2013. Actualmente es el director titular de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, con la que ha dirigido más de 20 producciones y conciertos con artistas de la tala de Francisco Araiza, Anna Netrebko, Diana Damrau y Nicolas Testé. Recientemente recibió un premio del Ministerio de Cultura de la República de Serbia por la difusión y promoción de la cultura serbia en el mundo.

John Daly Goodwin, director huésped del Coro del Teatro de Bellas Artes, con más de 30 años de trayectoria, ha dirigido conciertos en escenarios de la República Popular China, República Checa, Israel, Austria, Francia, Italia y Grecia. Ha dirigido a las orquestas sinfónicas de Qingdao, Delaware, Shanghái, Nacional de México, de Minería, del Collegium Ducale de Venecia, Orquesta Bell’Arte de París y la Filarmónica de Brooklyn.

La soprano Gabriela Herrera es egresada del Conservatorio Nacional de Música y en la Escuela Superior de Música de México, y posteriormente de la Juilliard School de Nueva York. Recibió el Diploma de Honor “Fanny Anitúa” como ganadora del primer premio en el Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli y representó a México en el concurso BBC Cardiff Singer of the World.

Formó parte del ensamble de solistas de la Ópera Estatal de Stuttgart, lo que le permitió desarrollar un amplio repertorio que ha interpretado bajo la batuta de Eduardo Mata, Enrique Bátiz, Enrique Patrón de Rueda, José Areán, Sergio Cárdenas, José Guadalupe Flores, James Levine y Gabrielle Ferro, entre otros.

Paul Armin Edelmann es un barítono originario de Viena. Su relación con la música comenzó a temprana edad como miembro y solista del coro Niños Cantores de Viena. Más tarde estudió con su padre, el reconocido cantante Otto Edelmann en la Universidad de Música y Arte Dramático de Viena. Poco después se convirtió en miembro del Teatro de la Ópera de Koblenz, Alemania, donde participó en más de 30 funciones.

En 1998 se trasladó de nuevo a Viena y desde entonces se ha presentado en escenarios de Austria, Alemania, Italia, España, Francia, Bélgica, Dinamarca, Estados Unidos, Canadá, China y Japón,

Un Réquiem alemán Op. 45 / Ein deutsches Requiem se interpretará el jueves 23 de junio a las 20:00 horas en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes y contará con traducción y supertitulaje de Francisco Méndez Padilla

Written by Paax Sound

Leave a Reply

%d bloggers like this: